top of page

Masterbatches vs Pigmentos - ¿Cuál es mejor?

Como sociedad, interactuamos constantemente con plásticos de colores, ya que forman parte de nuestro día a día. Sin embargo, no tenemos idea que desde el punto de vista de las empresas que fabrican estos plásticos, conseguir que el material tenga la intensidad y el tono correctos no es tan sencillo como parece.


Tanto los masterbatches como los pigmentos son sustancias que se añaden al proceso de fabricación de plásticos para crear un aspecto más atractivo a los productos finales a través del color. Sin embargo, existen algunas diferencias entre ellos.


Mientras que el masterbatch es una mezcla concentrada de pigmentos o aditivos dentro de una resina plástica, los pigmentos son simplemente sustancias de color en forma de polvo. Por lo tanto, la forma en la que se aplican en los productos plásticos también es diferente.

¿Por qué los masterbatches superan a los pigmentos?

Hay muchas razones por las cuales las empresas transformadoras de plásticos prefieren utilizar masterbatches y no pigmentos.


Distribución en la superficie del producto

Gracias a su composición, el masterbatch es más compatible con la mezcla de plástico que los pigmentos, ya que permite añadirlo directamente al proceso de fabricación sin provocar una concentración de color en la superficie del plástico. En cambio, debido a su forma en polvo, los pigmentos deben de suspenderse en un líquido antes de añadirse al plástico para minimizar la presencia de partículas de color en la superficie del producto .


Las partículas de pigmento tienen una fuerte tendencia a reagruparse y formar aglomerados de gran cohesión, difíciles de separar con las máquinas empleadas en la transformación final, por lo que es usual que cuando se utilicen pigmentos en polvo aparezcan puntos o ráfagas de color.


Amigable con el ambiente

Como el masterbatch está en forma de pellet, no se trasmite al aire durante el proceso de fabricación, mientras que los pigmentos sí lo hacen. Sus diminutas partículas se esparcen fácilmente por el aire y contaminan con mayor facilidad las líneas de trabajo adyacentes.


Esto también afecta a la salud de los trabajadores que se encuentran en planta aun cuando se esté utilizando equipo de seguridad, ya que están excesivamente expuestos a una atmosfera contaminada durante un largo periodo de tiempo.


El masterbatch no es una fuente de contaminación, suciedad o afectación a la salud de quien los maneja, ni al medio ambiente.


Almacenamiento

Los pigmentos están en forma de polvo, lo que hace que sea más difícil almacenarlos, preservarlos y moverlos de un lugar a otro sin que haya ninguna perdida. Al contrario, los masterbatches son más fáciles de almacenar, transportar y manipular todo esto gracias a su forma de pellet, hacen que se facilite su manipulación, así como su dosificación controlada. El proceso de pesar pellets y alimentar los equipos se vuelve mucho más fácil y limpio.


Reducción de gastos colaterales o costos ocultos

Si el transformador opta por el polvo se tienen muchos gastos colaterales o costos ocultos, ya que inicialmente se ensucia el recipiente donde se almacena el pigmento, el cucharón, la báscula, etc. Eso, sin considerar que las tuberías, techos, pisos y hasta el último rincón de las instalaciones se verán cubiertas por finas capas de pigmento en polvo.


La empresa se verá en la necesidad de adquirir ciertos artículos de limpieza, como trapos o estopa, escobas, solventes, equipos para limpieza de estructuras altas; así como, personal para realizar esas tareas.


Una de las principales ventajas de utilizar masterbatch, es la limpieza que ofrece a los transformadores, ya que no ensuciará nada en todo su recorrido dentro de la empresa y maquinaria. El cambio de color, se vuelve un proceso muy rápido, prácticamente inmediato, con el uso masterbatch se mitiga la generación de mermas.


Mejoran la calidad y propiedades mecánicas

A diferencia del polvo, a los masterbatches se les puede incorporar aditivos que mejoren la calidad y las propiedades mecánicas de los plásticos.


Podemos separar los aditivos en dos categorías:


Aditivos de proceso: Facilitan la transformación del plástico
  • Ayuda de proceso

  • Slip

  • Desecante

  • Antioxidante

  • Modificador de fluidez

Funcionales: Mejoran las propiedades del artículo final
  • Antiblock

  • Antiestático

  • Nucleante

Comentarios


bottom of page